Un breve recorrido por el Instituto Social Militar "Dr. Dámaso Centeno" a traves del paso del tiempo...

RESEÑA HISTÓRICA

- En 1891 se constituyó la 1ra Comisión Directiva del “Asilo de Huérfanos de Militares”, asociación que actualmente funciona bajo la denominación de “Sociedad Protectora del Instituto Social Militar Dr DÁMASO CENTENO” y que hasta 1947 dirigió, en forma integral, los destinos de la Institución.

- El ISMDDC se creó por Ley 13.043 sancionada el 02OCT47, sobre la base del Instituto Incorporado homónimo, para la educación y asistencia de huérfanos militares carentes de recursos y demás familia militar, en igual situación.

- Mediante el Decreto 5.234 del 27AGO68 Reglamentación de la Ley 17.877(BO 12SEP68), se estableció la dependencia del ISMDDC del Cdo II MM, quedando la Sociedad Protectora de Huérfanos de Militares sólo a cargo de la administración del Hogar.

- En noviembre de 1995, la Sociedad Protectora del Hogar Militar “Dr Dámaso Centeno” dona al EN (EA) el predio de Cachimayo 51, donde funcionaba el Hogar. La misma fue aceptada por Resolución del Ministerio de Defensa Nro 549 del 29JUN02.

- Desde el año 1998, paso a depender del ISMDDC, el Jardín de Infantes Nro 1 “Grl San Martín” a los fines de su supervisión pedagógica y administrativa. Con su cambio de dependencia, cambió su denominación por la de ISMDDC – “Anexo Grl San Martín” (Nivel Inicial).

Nuestro Himno

Nuestra ilusión se nutre en el Colegio
nuestro deber es siempre el estudiar
Dios y la Patria y este privilegio
de a nuestros padres poder recordar.

En la firmeza de un lazo fraternal
se estrecha nuestra unión
y un himno inmortal
del corazón surge augural.

Siempre educados en el amor de Dios
la fe nos salvará
y será su voz
la sola enseña que nos guiará.

Alma moral y brazo vigoroso
tal es el don que otorga el estudiar
en esta casa del saber virtuoso
para nosotros colegio y hogar.
Bis estrofas 2 y 3.

Letra: Augusto González Castro
Música: Pedro Rubbione


NUESTRO FUNDADOR

El Dr. Dámaso Centeno nació en Rosario de Santa Fe el 10 de Marzo de 1850. Fueron sus padres el Coronel don Dámaso Centeno y doña Cecilia Fernández. Siendo muy pequeño, después de la batalla de Cepeda, quedó huérfano de padre, conjuntamente con su hermana Petrona. Sus estudios universitarios los realizó en Buenos Aires, recibiéndose de Doctor en Jurisprudencia en 1878. tuvo una activa participación en la política, siendo diputado a la Legislatura de la provincia de Buenos Aires desde 1877 a 1882 y diputado nacional por su provincia en tres períodos: 1882- 1884, 1886-1890 y 1890-1894, no cumpliendo la totalidad de su mandato por fallecer el 11 de Octubre de 1892, en Cosquín, provincia de Córdoba, República Argentina.

Tuvo un sentimiento muy arraigado hacia las Fuerzas Armadas, cosa que puso de manifiesto en su actividad legislativa, periodística y a través de toda su vida. Figuró en los cuadros castrenses como Teniente Coronel de Guardias Nacionales y se le entregó el título de Cabo Honorario del Ejército Argentino, en agradecimiento a los servicios prestados a la Patria. También desempeñó honorariamente el cargo de secretario de la Legislación Argentina en París (Francia), en 1887. Debido a su versación y competencia redactó, en ese año, el Proyecto de Organización y Reglamentación del Cuerpo Diplomático Argentino, que fue aprobado y sancionado en la Cámara de Diputados de la Nación.

Siempre preocupado por la niñez carenciada, creó una escuela en la ciudad de Córdoba, adonde había ido en busca de un paliativo pare su quebrantada salud. Este epistolario acusa un marcado sentido de la importancia que quiso darle a la enseñanza, la que estaba dirigida no sólo a los niños argentinos, sino también para los hijos de extranjeros.

Así fue de ecuménica su concepción educativa. Pero la obra que habría de marcar su vida y pasar a la posteridad, fue en ocasión de reunir en casa de su madre, un 8 de abril de 1891, a un grupo de esposas de militares para construir el "Asilo de Huérfanos de Militares", tal vez como una forma de paliar en otros, el dolor y la amargura que él sufrió en su niñez, con la pérdida trágica de su padre.

La muerte lo sorprendió muy tempranamente, siendo una pérdida dolorosa, no solamente para el Ejército Nacional del que fue un fervoroso defensor y entusiasta admirador de sus glorias, sino también para la sociedad argentina, de la que era un miembro conspicuo de ella..


DEPENDENCIA ORGÁNICA

Contáctenos